miércoles, 6 de abril de 2016

Microbiota, dieta y cáncer de colon

Hace algún tiempo ya que no nos encontramos. Hoy es un día especial en el que deseo hacer algo agradable, como escribir en el blog.

Un artículo original que obtuve este mes no lo puedo compartir, no me lo permite la base de datos.  Es un Research Highlights de Nature Reviews Gastroenterology and Hepatology, que se refiere al artículo original cuya referencia coloco al final.

Para comenzar quiero puntualizar que se ha comentado bastante que la dieta puede condicionar la microbiota, y cada vez es más frecuente encontrar artículos referidos a la influencia de la microbiota en la expresión de cáncer de varios tipos, especialmente el de colon.
   
La observación a partir de la cual se elaboró la investigación que a continuación te comento, consiste en que aparentemente el cáncer de colon está incrementado en las poblaciones con hábitos alimentarios típicos del occidente, tales como una dieta alta en grasas y proteínas de origen animal, así como pobre en fibra. 

Al realizar colonoscopia a sujetos africanos con dieta rural y afroamericanos con dieta occidental, la incidencia de pólipos en mayor en los afroamericanos, los cuales siguen una dieta occidental.

Es importante saber que en América los a los Afroamericanos se les considera como aquellos individuos que eran originalmente africanos, pero migraron a norteamérica, se establecieron y han permanecido allí por generaciones.

Uno de los factores que pienso es importantes en este estudio es el intento de control de la variabilidad genética de las muestras, evidenciandose entonces, en mayor grado, la influencia del ambiente. Claro, esto no es 100% absoluto, los afroamericanos evidentemente han tenido que cruzarse con nativos de américa y otros inmigrantes.

Volviendo al tema, a continuación se hizo un estudio de dos semanas en los cuales a los africanos se les aportó una dieta occidental y lo contrario se les hizo a los afroamericanos, se les aportó una dieta baja en grasas, más rica en carbohidratos y alta en fibra.

A pesar del poco tiempo que duró el estudio, el resultado fue sorprendente al no hacerse esperar: no solo aumentó el número de pólipos en los sometidos a la dieta occidental, sino que en los africanos se encontraron alteraciones en la composición de parámetros bioquímicos, así como marcadores de inflamación y proliferación celular.

En los sujetos sometidos a dieta rural, se produjo una mayor cantidad de butirato por parte de los microbios. Este metabolito disminuye la inflamación. 

También se produjo una disminución de metabolitos productores de cáncer (tales como ácidos biliares secundarios).

Como resultado, los autores recomiendan la dieta rural. ¡Así  que seguimos esperando nuevos artículos para ver el desenlace!

Espero te haya gustado. Hasta la próxima,

Artículo de referencia:

O´Keefe SJ et al. Fat, fibre and cáncer risk in African American and rural Africans. Nat. Commun. 6,6342 (2015).

No hay comentarios:

Publicar un comentario