viernes, 22 de enero de 2016

ESPEN: Demencia y suplementos

La demencia, incapacitante enfermedad, es una entidad cada vez más frecuente entre nuestros adultos mayores. Quiero escribir, tras la lectura de los lineamientos de ESPEN; sobre la práctica, bien intencionada, de automedicarse o indicar tratamientos a base de suplementos de vitaminas y minerales, con la esperanza de prevenir o disminuir los síntomas de esta enfermedad.



En diciembre de 2015, fueron publicados los Lineamientos sobre Nutrición y Demencia de la Sociedad Europea de Nutrición Parenteral y Enteral (ESPEN). En lo referente a suplementos orales, los lineamientos son muy tajantes al indicar que solo deben indicarse suplementos específicos en el caso que las analíticas concluyan que la persona tiene una deficiencia. Esta indicación vale para TODOS los nutrientes que se citan a continuación:


-Ácidos Grasos omega 3
-Vitamina B1
-Vitamina B6
-Ácido Fólico
-Vitamina E
-Selenio
-Cobre
-Vitamina B12

Con respecto a la vitamina B12 existen medicamentos tales como el omeprazol y algunas benzodiacepinas que interfieren en el metabolismo de la vitamina, disminuyendo sus niveles. El problema viene porque el déficit de B12 se asocia a neuropatía periférica (daño en las raíces nerviosas) y demencia. En estos casos nos podemos ver tentados a prescribir la vitamina, pero los lineamientos son muy enfáticos: no indicar sin antes medir.

En lo que concierne a nuestro alcance, aunque existen medicamentos útiles, la mejor manera de prevenir y tratar la demencia consiste en:

-alimentación equilibrada con variedad de alimentos saludables
-actividad física: un minimo de 150 minutos a la semana de actividad moderada -que pueda hablar mientras se ejercita o hace otra actividad física- . Pueden ser 75 minutos a la semana si implica mayor esfuerzo corporal
-actividad intelectual: leer (la televisión no sirve), hacer crucigramas o sopas de letras, estudiar idiomas u otra actividad de este tipo que a usted le atraiga, practicar hobbies, usar la computadora.
-Tener rutinas sociales: no se aisle, busque estar, hablar y compartir con las personas.

Espero que este post haya despejado dudas en relación al tema y, si te automedicabas, no olvides acudir a a tu médico.

¡Nos vemos el sábado que viene!

Bibliografia:

Volkert D et al. ESPEN Guidelines on nutrition in dementia. Clinical Nutrition 2015;34,6:1052-73.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada