lunes, 20 de julio de 2015

Comer...con música o sin música?

El escuchar música suave hace que comamos más. Igual que se hay una melodía tenue, la música y la luz suave nos relajan, por lo que aumenta el tiempo que dedicamos a comer, a la vez que el sonido distrae la atención del plato.

Por lo tanto, para comer a buen ritmo, mejor sin música.

Cuidado con los adolescentes y adultos jóvenes a quienes encantan los audífonos.

Bill Evans al piano.
Imagen: capplannetta.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada