sábado, 30 de agosto de 2014

Escala española de preocupación por el cáncer

                                                 Células de cáncer de mama

Nadie puede negar que alguna (o muchas) veces se preocupa por contraer cáncer, especialmente aquellos que tienen familiares que han padecido la enfermedad. Esto puede llevar desde la aparente falta de atención, hasta la preocupación excesiva; manifestada por exploraciones  o conductas innecesarias.

En la literatura médica internacional existen diferentes instrumentos que permiten evaluar cuán preocupado está una persona por desarrollar ella, o sus familiares, un cáncer. El estudio más utilizado es el Cancer Worry Scale (CWS, ¨Escala de preocupación por el cáncer¨, (EPC)); elaborada por Lehman y colaboradores en 1991. A continuación se presenta una versión adaptada y validada para la población española.

La escala consta de seis preguntas con un intervalo de puntuación total que oscila de 6 (mínima preocupación) a 24 (máxima preocupación). Sirve para cualquier tipo de cáncer. Cada ítem va del 1 al 4 a medida que la preocupación para cada pregunta avanza.

Pruebe a hacérsela usted mismo…se sorprenderá!!!


Bibliografía:
Cabrera E, Zabalegui A, Blanco I. Versión Española de la Cancer Worry Scale (Escala de preocupación por el cáncer: adaptación cultural y análisis de la validez y fiabilidad). Med Clín  (Barc) (2011);136(1):8-12.   








viernes, 29 de agosto de 2014

Razones para comer (2)

Las comidas rápidas  tienen, a menudo,  una alta densidad calórica por contener un elevado contenido en grasas y/o azúcares. Por esta razón sería útil el control del consumo de las mismas para el manejo del sobrepeso y la obesidad.  Sin embargo; existen diferentes razones por las cuales las personas acuden a picar entre comidas.

Cleobury y Taper (2014) estudiaron un grupo de 28 hombres y 27 mujeres (en estado de sobrepeso u obesidad) en un período de cinco días. En este tiempo, las personas anotaron en un diario todo lo que comieron en cada día, específicamente en cada episodio de comida.  Cada sujeto debía proveer detalles de la comida ingerida y escoger también  entre 13 razones para comer (identificadas en un estudio piloto y a partir de literatura relevante).

Como resultados principales, de un total de 1084 episodios de ingesta, 358 fueron codificados como snacks, 79% de los cuales fueron de elevado contenido en grasas o azúcares (snacks no saludables). El resto de los snacks se clasificaron como saludables, por consistir generalmente de fruta.

Un 49% de las personas del estudio reportó que el hambre era la principal razón para la ingesta; y un 55% confesó que la tentación fue la razón para comer. Por el contrario, y muy significativo: un 26% señaló que comieron porque estaban aburridos, cansados o estresados.

En el siguiente enlace se muestra una tabla con estadísticas de las razones por las cuales el grupo de personas recurrió a la ingesta, del total de 1084 episodios.

http://dietaparalasaludenalicantemartasuarez.blogspot.com.es/2014/08/por-que-comemos-razones-sencillas-pero.html

Bibliografía:
Cleobury L, Tapper K (2014). Reasons for eating ¨unhealthy¨ snacks in overweight and obese males and females. J Hum Nutr Diet 2, 333-341.




miércoles, 27 de agosto de 2014

Por qué comemos. Razones sencillas pero auténticas.


En el Journal of Human Nutrition and Dietetics se ha publicado un excelente artículo que abarca muchos aspectos del comer. En este post voy a referirme a las principales razones reportadas por los sujetos con sobrepeso u obesos del estudio; en un total de 1084 ingestas.

 A mí me encantó; espero que a vosotros también. Las razones se dividen en seis grupos:

Razón: ¨Yo decidí comer porque…¨




Piense en sus razones. Muchas se pueden evitar. Con medidas apropiadas se pueden atenuar.

Bibliografía:

Cleobury L, Tapper K (2014). Reasons for eating ¨unhealthy¨ snacks in overweight and obese males and females. J Hum Nutr Diet 2, 333-341.

jueves, 7 de agosto de 2014

Pie diabético

Aunque éste es un blog de nutrición, un mal control de la diabetes mellitus aunado a un estilo de vida desfavorable hace más fácil la aparición de esta complicación de la diabetes. Entre los factores que favorecen la aparición del pie diabético encontramos los siguientes:


Edad avanzada


Tiempo de evolución de la diabetes superior a 10 años


Presencia de neuropatía sensitiva, motora y/o autonómica (se explica más adelante)


Presencia de arteriopatía periférica


Deformidad del pie


Disminución de la visión


Mal control de la diabetes (mal control metabólico)


Obesidad


Alcoholismo


Antecedente de ulceración o amputación


Higiene deficiente de los pies


Calzado inadecuado


Nivel socioeconómico bajo


Aislamiento social


La neuropatía periférica se sospecha al precisar si tiene hormigueo, quemazón, sensación de pisar algodón, dolor en los pies, más por la noche, mejora al caminar?


Arteriopatía periférica: ¿nota frialdad en los pies? ¿dolor cierto tiempo después de comenzar a caminar? ¿dolor en reposo?


Todos esos aspectos deben ser tomados en cuenta si tiene diabetes mellitus. No se pretende sustituir al médico, por el contrario, como médico le digo que si presenta alguno de estos síntomas o signos debe acudir a que lo examine su médico a la brevedad para que examine sus pies, evalue su estado general y determine como está la diabetes mellitus (controlada o no).


Bibliografía:


El artículo Pie Diabético de la revista Tiempos Médicos de la SEMG No 675 (2014) fue el punto de partida de este artículo. Gracias.