lunes, 31 de marzo de 2014

¿Qué es la hernia hiatal?



La hernia hiatal es una protusión del estómago a través del hiato diafragmático.

La mayoría de las hernias son asintomáticas, pero muchas veces causan reflujo gastroesofágico.

El reflujo gastroesofágico se explica a continuación:

http://dietaparalasaludenalicantemartasuarez.blogspot.com.es/2013/03/que-es-el-reflujo-gastroesofagico.html

El diagnóstico de hernia hiatal se efectúa mediante un estudio radiológico de detección con bario.

El tratamiento está orientado a los síntomas del reflujo gastroesofágico (si están presentes).

¿Qué es la desnutrición?

La desnutrición es una forma de malnutrición.

Pude ser consecuencia de:
-ingesta insuficiente de nutrientes
-mala absorción
-alteración del metabolismo
-pérdida de nutrientes por diarrea.

La desnutrición evoluciona en etapas. Al principio, se modifican las concentraciones de nutrientes en la sangre y en los tejidos; luego, hay cambios intracelulares de las funciones bioquímicas y de la estructura. En última instancia aparecen los signos y los síntomas.

viernes, 28 de marzo de 2014

Grasa corporal: edad y sexo

La grasa corporal presenta importantes variaciones en cantidad y distribución según la edad y el sexo: el porcentaje de grasa corporal aumenta con la edad, tanto en los varones como en las mujeres. Esta variación se estabiliza en la edad adulta, ubicandose principalmente en la región de las caderas y piernas en la mujer (distribución tipo pera) y a nivel abdominal en el hombre (tipo manzana).


La forma de pera es exclusiva de la mujer. Sin embargo, al disminuir los niveles de estrógenos tras la menopausia, muchas mujeres pueden acumular grasa en el abdomen, de manera similar a los hombres.


El porcentaje de masa grasa puede obtenerse con relativa precisión utilizando métodos sencillos como la medición de los pliegues cutáneos, con el auxilio de fórmulas o tablas que permitan calcularlo. Este procedimiento forma parte de la rama denominada antropometría.


Fuente: Sociedad Argentina de Nutrición.

lunes, 24 de marzo de 2014

Disfrute su comida

Cuando coma, concentrese en el placer de lo que está haciendo. Tenga conciencia de cada bocado. Para mantener la concentración, no debe hacer ninguna otra cosa al mismo tiempo: no lea, no vea la televisión, solo saboree su comida.
Si alguna vez se comió un cuarto de litro de helado o una bolsa grande de patatas sin darse cuenta que estaba comiendo, ha tenido la experiencia de comer de manera inconscieste.  Hay poco placer en ello; y uno se siente culpable después. Comer de manera consciente puede requerir práctica, pero vale la pena el esfuerzo.
Disfrutará más los alimentos y estará satisfecho al comer menos.

domingo, 23 de marzo de 2014

¿La sal engorda?

La sal no engorda, porque no tiene calorias y por tanto no genera un acumulo de grasa, pero si puede originar una ganancia de peso.


Si en un momento dado se incrementa la ingesta diaria de sal, se puede producir una acumulación en el organismo debido a que los riñones requieren cierto tiempo para adaptarse a la nueva situación y eliminarla. Hasta que no se elimine por la orina, la sal acumulada aumenta la sensación de sed y retención de agua, que es la que en difinitica provoca el aumento de peso, pero no de grasa.


Por lo tanto, la sal no engorda.

¿El agua engorda?

Definitivamente: no.


El agua no contiene calorias.  El agua que se toma en exceso no se retiene, sino que se elimina por la orina y por tanto no puede aumentar el peso (1).


El agua solo se retiene si se aumenta el ingreso de sales (1). Por ejemplo, si hemos ido a una fiesta y hemos consumido snacks o comidas saladas, se retiene algo de agua, que poco a poco es excretada or los riñones en forma de orina. Cuando nos pesamos en esta situación, vemos una aumento de peso. Pero esto se debe a retencion hídrica, y no significa que hayamos engordado, porque engordar significa un aumento del tejido adiposo (grasa). Por lo tanto, el agua no engorda.


Fuente: (1) Universidad de Barcelona.

Actividad física continuada versus actividad física con interrupciones


Los últimos lineamientos de actividad física para los norteamericanos permiten realizar la actividad física en “segmentos”, si no se puede realizar de una vez.
Un ejemplo de que esta manera de ejercitarse también funciona se ve en el artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition (2013). Se comparó los efectos del estar sentado de manera prolongada, con actividad física continua combinada y el estar sentado mucho tiempo, pero levantarse y caminar cada 30 minutos por un minuto y 40 segundos. Se trató de adultos sanos (1).
Sorprendentemente, las interrupciones fueron más efectivas que la actividad continua para disminuir la glucosa y la insulina en sangre después de comer (1).
A mí el estudio me parece genial. Aunque no reporta pérdida de peso, es un aliciente a moverse en el trabajo o el tiempo de estudio y realizar un poco de actividad física aunque no se tenga tiempo. Los resultados indican que ayuda a prevenir o a manejar la diabetes y se puede inferir que contribuye a controlar la ganancia de peso.
Fuente: (1) Am J Clin Nutr 2013;98:358-66.

jueves, 20 de marzo de 2014

Hábitos que le hacen comer en exceso

Algunos hábitos comunes que pueden dar lugar a ganar peso son:
-Comer muy rápido
-Limpiar su plato siempre
-Comer aunque no se tenga hambre
-Comer estando de pie
-Comer postre siempre
-Saltarse comidas

Fuente: Centers for disease control and prevention.

Cosas que le hacen comer cuando no tiene hambre

Algunos "gatillos" comunes que le hacen comer cuando no tiene hambre son:

-Abrir el gabinete y encontrarse su snack favorito
-Ver televisión
-Situaciones estresantes
-Comer fuera de casa después del trabajo, no tomando en cuenta qué hay en el hogar para comer después
-Sentarse en la sala de descanso de su oficina al lado de la máquina dispensadora de alimentos

Fuente: Centers for disease control and prevention.

El estrés: consecuencias y manejo

Muchas de las reacciones físicas que acompañan al estrés pueden dañar la salud a largo plazo. El estrés puede ser un factor de diversas enfermedades, desde dolores de cabeza hasta enfermedad cardíaca. El estrés puede agravar un problema de salud existente o puede precipitar una enfermedad si ya está en riesgo de ese trastorno en particular.

Entre los efectos adversos del estrés tenemos que disminuye las defensas, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular; y agrava enfermedades tales como el asma, problemas gastrointestinales, trastornos de la piel y dolor crónico. Muchas veces se manifiesta como un aumento de la ingesta alimentaria y aumento de peso.

Para tener menos estrés puede seguir los siguientes pasos:
1. Identifique sus estresores (factores que le generan estrés)
2. Desarrolle un plan de acción
    -Simplifique su vida
    -Planifique su día
    -Organícese
    -Haga ejercicio
3. Practique la tolerancia hacia usted mismo y hacia las situaciones sobre las cuales no tiene control.
4. Aprenda a manejar el enojo
5. Practique pensamientos positivos
6. Cuídese a sí mismo
7. Aprenda a relajarse
8. Busque ayuda profesional

Cuando el estrés es negativo, es conveniente percatarse del mismo y aprender a manejarlo. Su salud física y mental se lo agradecerán.

lunes, 17 de marzo de 2014

¿Que son los aminoácidos esenciales? Importancia

Los aminoácidos son las unidades estructurales de las proteínas.

Los aminoácidos esenciales son aquellos que son necesarios para formar nuevas proteínas en nuestro cuerpo, pero deben ser obtenidas a partir de la dieta.

Esto se logra consumiendo proteínas de alto valor biológico, contenidas en la leche y derivados, carnes rojas y blancas,  pescados y huevos.

¿Qué es la fibra y para qué sirve?

La fibra es la parte de los alimentos de las plantas que el cuerpo no absorbe (1).

Los dos tipos principales de fibra son soluble e insoluble, y los alimentos con alto contenido de fibra generalmente contiene ambos (1).

Los alimentos con alto contenido de fibra soluble incluyen frutas cítricas (naranja, pomelo, piña); manzanas, legumbres, avena y salvado.  La fibra soluble ayuda a disminuir el colesterol y añade volumen a las heces (1).

La fibra insoluble se encuentra en muchas verduras, salvado de trigo, panes integrales, pasta y cereales. La fibra insoluble estimula el tracto gastrointestinal ayudando a prevenir el estreñimiento, entre otras cualidades (1).

Fuente:
(1) Clínica Mayo.

Lo que come es importante

La investigación ha mostrado, y la experiencia clínica ha confirmado, que lo que come afecta directamente su salud. Una alimentación no saludable con alto contenido de grasas saturadas (mantequilla, margarina, grasa visible de las carnes y piel del pollo o pavo) puede llevar a problemas de salud que van de enfermedad cardiovascular a cáncer (1).

Pero cocinar con elementos nutricios -como verduras, frutas y granos integrales- puede disminuir el riesgo de desarrollar muchas enfermedades (1).

Las personas que disfrutan regularmente de alimentos preparados con una diversidad de ingredientes saludables pueden disminuir la probabilidad de desarrollar enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer, osteoporosis, obesidad, trastornos digestivos y más (1).

Adelante, siga una dieta variada. Se sentirá mejor y a la larga tendrá muchos beneficios para la salud física y mental.

Fuente:
(1) Clínica Mayo.

Los productos refinados tambien contienen fibra

La fibra forma parte de las cubiertas externas d ls granos de creales y, por tanto, su procesamiento y eliminación reduce notablemente el contenido de fibra de estos productos y de sus derivados: pan, pastas, etc.
Sin embargo, aunque en menor porcentaje, también aportan fibra los derivados de las harinas refinadas, aunque se recomiendan los productos integrales sobre los refinados.


Fuente: Universidad de Barcelona. Master en Nutrición.

martes, 4 de marzo de 2014

Fuentes de fibra

Los cereales y derivados no son, en términos absolutos, los productos vegetales con más fibra, pero por su frecuencia de consumo se convierten en una de sus principales fuentes dietéticas. Aproximadamente un 40 a 50% del total de fibra de la dieta procede de este grupo de alimentos; especialmente pan y pastas alimenticias, pero también el arroz, maíz y cereales de desayuno, entre otros (1).

Después de los cereales, las frutas y las verduras son los productos que contribuyen más al aporte dietético de fibra, mereciendo las patatas una mención especial dentro de este grupo (1). 

Las legumbres y frutos secos son, en valores absolutos, los alimentos más ricos en fibra, pero no son los que más contribuyen a su aporte dietético, por1que tienen una menor frecuencia de consumo (1).

Quiero añadir que, los cereales refinados son útiles, consumiéndolos en cantidades moderadas. Además de fibra, aportan vitaminas y minerales. Muchos de ellos están fortificados por la industria alimentaria con estos micronutrientes, por ejemplo, con calcio, hierro y complejo B.

Fuente:
(1) Universidad de Barcelona. Master de Nutrición