domingo, 29 de junio de 2014

Proteínas, calcio y hueso

Se ha postulado de una manera muy fuerte que las dietas altas en proteínas  pueden producir osteoporosis. Por el contrario, existen investigadores que están argumentando que ciertas proteínas de la dieta no causan una acidez del medio interno suficiente y/o sostenido en el tiempo como para debilitar los huesos.

Es un tema candente.

No me decanto por ninguna propuesta en particular. Pero les dejo una revisión de Tang y colaboradores, publicada en el 2014 en el Journal of the Academics of Nutrition and Dietetics. Seecolectan estudios que señalan que las dietas con una cantidad moderadamente elevada de proteínas aumentan la excreción de calcio urinario, pero al mismo tiempo también estimulan la absorción de calcio por parte del intestino y aumentan los niveles de un elemento que promueve la formación de nuevo hueso: el factor de crecimiento de la insulina (IGF-1).

La liberación del (IGF-1) es promovido principalmente por el consumo de lácteos, que de entrada son excelente fuente de calcio. El estudio explica que en la menopausia es más efectivo, por lo tanto, es comveniente  consumir lácteos (leche, queso, yogurt) a preferencia de suplementos de carbonato de calcio en mujeres que no están sometidas a dietas para disminuir de peso.

Fuente:

Tang M,  O´Connor LE, Campbell WW. Diet-induced weight loss: the effect of dietary protein on bone. Review. Journal of the Academics of Nutrition and Dietetics; 2014(114)1:72-85

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada