jueves, 31 de enero de 2013

La fibra es importante ¿Sabe por qué?

Muchos han oído que es importante comer alimentos con fibra para mantener una buena salud. Pero… ¿Qué es la fibra?

Tenemos que partir del conocimiento que hay dos tipos de fibra: insoluble y soluble.

La fibra insoluble es un grupo  de carbohidratos (hidratos de carbono) que están contenidos en las paredes celulares de las plantas. Una de las características de este tipo de fibra  es su resistencia a la hidrólisis o fractura por parte de las bacterias intestinales del ser humano (reducción a unidades más pequeñas).  La fibra insoluble (principalmente celulosa) se excreta de manera parecida a la manera como se ingiere, sin absorber agua, por lo que tiene un efecto laxante, aumentando la velocidad con que el contenido del tubo digestivo pasa a través del mismo. Esto es importante en la mejoría de problemas tales como el estreñimiento, la obesidad, el control de la glucosa y la prevención de la caries dental. Ejemplo de fibra insoluble la tenemos en el salvado de trigo.

La fibra soluble también pertenece a los carbohidratos, pero no forma parte de las paredes vegetales (son los fructoligosacáridos, peptinas, hemicelulosas, etc.).  Tampoco puede ser hidrolizada, pero sí puede ser fermentada en el intestino. Ella absorbe agua y por lo tanto aumenta mucho su volumen en el tubo digestivo, retrasando el tiempo de digestión y absorción.  La fibra soluble es útil para el control del azúcar, las grasas y el colesterol en la sangre y el control del sobrepeso y la obesidad. Un ejemplo es la fibra de avena, muy buena para reducir los niveles de colesterol.

De izquierda a derecha: salvado de trigo y salvado de avena.

Es necesario consumir de 25 a 30 mg de fibra por kilogramo al día. Esta maravilla se encuentra principalmente en las legumbres, los cereales, las verduras y las frutas.

La anemia: un problema frecuente

Si tiene palidez, cansancio, palpitaciones o dificultad para respirar, usted puede tener anemia.

La anemia es la disminución de la hemoglobina (pigmento de los glóbulos rojos)  en sangre a niveles por debajo de lo considerado normal: 12-16 g/dL para mujeres y 13.5 a 18 g/dL para hombres.  Se traduce en una dificultad para el transporte de oxígeno en el cuerpo.

La anemia es un síndrome, es decir, puede tener muchos orígenes. Entre otras causas, puede producirse por déficits nutricionales. Las más importantes son la anemia por falta de hierro, la anemia por carencia de ácido fólico o folato y la anemia por deficiencia de vitamina B12. Su médico puede,  en base a las características de cada una, diferenciarlas. Aunque son menos comunes, también puede producirse anemia por deficiencia de vitamina C, cobre, vitamina A, vitamina B6, y riboflavina.
.
Muchas veces, cuando la dieta no es adecuada, este sindrome puede producirse por la combinación de deficiencias de uno o más nutrientes, simultáneamente. Por ésto es tan importante una alimentación variada y saludable.

lunes, 28 de enero de 2013

Grasas trans: concepto

En la mayor parte de las grasas que se consumen, los dobles enlaces se encuentran en la configuración cis. Los ácidos grasos trans, como su nombre indica,presentan dobles enlaces en la configuración trans, como producto del proceso de hidrogenación. Las grasas trans  son producto de la industrialización. Este proceso es empleado para aumentar la viscosidad de los aceites.

Por qué son dañinas las grasas trans

Los ácidos grasos trans se comportan en el cuerpo como ácidos grasos saturados, por lo que una dieta saludable no debe permitir una cantidad mayor a 1% de los mismos. Las grasas trans en exceso favorecen la enfermedad cardiovascular (problemas del corazón y las arterias; y el accidente cerebrovascular o derrame cerebral) y ciertos tipos de cáncer.

Alimentos con grasas trans

Productos industrializados: margarina, manteca, mayonesa, queso crema, bollería y  pastelería, comida rápida.

sábado, 26 de enero de 2013

Antropometría

La antropometría es un método de estudio de la composición corporal que se caracteriza por ser económico y ampliamente utilizado. Las mediciones antropométricas útiles en clínica y en investigación incluyen el peso con balanza, la talla con tallímetro o estadiómetro, los pliegues cutáneos con caliper, las circunferencias del tronco y los miembro con cinta métrica, y el diámetro sagital.

Fuente: De Girolami, D. Fundamentos de valoración nutricional y composición corporal. 1ª ed. Buenos Aires: El Ateneo, 2003.

La antropometría es una parte integral en el estudio del estado nutricional del individuo, y necesita de un evaluador entrenado y experimentado.

Definición de obesidad

En el año 1972 Bray y col. definieron el sobrepeso como un exceso de peso para la talla. Sin embargo, el concepto de obesidad es más amplio. La obesidad constituye:

- una enfermedad de carácter inflamatorio
-caracterizada por un incremento de la grasa corporal
-resultante de un balance positivo de energía
-que se desarrolla como consecuencia de la interacción de factores genéticos, ambientales, estilo de vida y nutricionales; entre otros.
Fuente:
Suárez, M. Universidad ¿Ambiente obesogénico? Diagnóstico y medidas de intervención en estudiantes de la Universidad Simón Bolívar.

Contextura

La contextura es la relación existente entre el largo y el ancho de los huesos. También se la llama complexión o estructura ósea. Tiene relación con el peso, dado que a mayor contextura se espera un mayor peso como una condición normal y viceversa. Puede medirse en la muñeca, los tobillos o la zona pelviana.
Fuente: De Girolami, D. Fundamentos de valoración nutricional y composición corporal. 1ª ed. Buenos Aires: El Ateneo, 2003.

En términos generales, podemos decir que la contextura se refiere al tamaño del esqueleto. Es necesario medirla para estudiar la composición corporal e interpretar el peso. Existen tres niveles: pequeña, mediana y grande.

Para complementar esta lectura, puede consultar el post: Índice de masa corporal: ¿Diagnostica obesidad?

Hasta entonces!

viernes, 25 de enero de 2013

Distorsión de la porción de alimento




Hace 20 años las porciones de comida que se servían en los restaurantes eran más pequeñas de lo que son actualmente. Este aumento de tamaño de las porciones, que en ocasiones cubre las necesidades de hasta 2 y 3 personas, se conoce como distorsión de las porciones.

Las distorsiones de las porciones crean un problema porque las personas comienzan a percibir inadecuadamente en que consiste el tamaño normal de una porción. Al aumentar el número de calorías consumidas, predispone al sobrepeso y a la obesidad. Por lo tanto, la mejor estrategia consiste en elegir una versión de bebida o alimento más pequeña o retirar la comida que sobre.

Por ejemplo, 20 años atrás una hamburguesa con queso aportaba 333 calorías. Actualmente brinda 590 calorías (a veces más). Una soda de 6.5 onzas contenía 82 calorías. Ahora las sodas de 20 onzas (600 cc) contienen 250 calorías.

Fuente:
Portion distortion and serving size. Se consigue en: National Heart Lung and Blood Institute.com. Consultado el 8/7/2009.

Este concepto forma parte del fenómeno llamado ¨Transición  nutricional¨.

lunes, 21 de enero de 2013

¿Qué es la resistencia a la insulina?

La insulina es una hormona producida por el páncreas cuya principal función es la entrada de la glucosa a las células. En otras palabras, si las células no pueden utilizar la insulina, entonces no pueden absorber la glucosa de la sangre como deben. Y si la glucosa no pasa de la sangre a las células entonces el nivel de azúcar en la sangre aumenta.  Niveles elevados de azúcar en la sangre pueden conducir a la diabetes, una enfermedad con diferentes complicaciones.
 
En la resistencia a la insulina, esta hormona no es capaz de lograr su función en lo que al metabolismo de la glucosa se refiere.

La Sociedad Europea de Nutrición Parenteral y Enteral (E.S.P.E.N por sus siglas en ingles) nos dice:

La resistencia a la insulina consiste en la inhabilidad de la insulina de ejercer sus funciones biológicas en los tejidos donde ella normalmente actúa. Este concepto comúnmente se refiere al metabolismo de la glucosa. En este contexto, la resistencia a la insulina puede conceptualizada como un efecto de la insulina sobre la glucosa menor a lo normalmente esperado para un nivel determinado de insulina en plasma.

Fuente: E.S.P.E.N., 2013.

Muchas personas  sospechan que tienen resistencia a la insulina. Si éste es su caso, consulte a un especialista en endocrinología, quien es la persona más indicada para diagnosticar y tratar esta enfermedad.  No espere.

domingo, 20 de enero de 2013

Cáncer y dieta

El cáncer es una enfermedad en la cual intervienen muchos factores tales como los genes, el ambiente y la alimentación.

Respecto a la alimentación, existen ciertos componentes de los alimentos que deben ser consumidos con moderación o, mejor aún, deben ser evitados. Ejemplo de ellos son las comidas contaminadas con toxinas producidas por hongos (por ejemplo, aflatoxinas) y carnes procesadas que contengan nitritos. La carne que es cocinada a altas temperaturas, como a la parrilla, o frita con sartén, eleva el riesgo de producir cáncer porque se producen unas sustancias denominadas aminas heterocíclicas, que son carcinogénicas.

Se debe  evitar:
-La carne curada con sal durante su preparación.
-Ácidos grasos trans: contenidos en la margarina, mayonesa, pastelería, comidas rápidas y comidas procesadas.  El énfasis debería ser no tanto la disminución de la cantidad total de grasa que se consume, sino sustituir la grasa mala (ácidos grasos trans) por grasa buena (ácidos grasos omega 3, contenidos principalmente en el pescado).

Recomendaciones:
La dieta Mediterránea, la cual promueve el consumo de ácidos grasos omega 3 y limita las carnes rojas y grasas saturadas, ha sido asociada con un menor número de casos de cáncer.
El Instituto Americano de Cáncer recomienda mantener un peso saludable evitando la ingesta de alimentos ricos en calorías y bebidas azucaradas. También hace énfasis en consumir frutas y vegetales variados, limitar el consumo de carnes rojas, carnes procesadas y alimentos procesados con sal.
La Sociedad Americana del Cáncer recomienda al menos dos tazas y media de vegetales al día, 5 porciones de frutas y el consumo de granos.

Fuente:
Mullin G. An Integrative Approach to Cancer Prevention Through Nutrition. NCP 2012;27:701

¿Qué debo beber tras el ejercicio?

Parece que el agua pura no es la mejor bebida para consumir tras el ejercicio con el fin de reponer el agua perdida con el sudor. La reposición de electrolitos, sobre todo de sodio, es junto con la de agua, esencial para que la rehidratación sea completa. Varios estudios han mostrado la importancia  de incluir el sodio en las soluciones de reposición hídrica, sobre todo si se compara con una ingesta excesiva de agua pura. En las pruebas que duran más de 2 horas, el líquido de reposición debe contener sodio para evitar la hiponatremia.
En el siguiente post encontrará la definición de hiponatremia y cómo evitarla.
Fuente:
Twerenhold ycols., 2004.

¿Qué es la hiponatremia?

La hiponatremia consiste en la disminución del nivel de sodio en la sangre. Se observa en personas sanas que beben más agua pura que el sudor producido, con el que se pierde sal (sodio), o que tienen peor condición física y producen un sudor más salado. Los síntomas son letargo, desvanecimiento, confusión, convulsiones o pérdida de la conciencia.
La hiponatremia puede disminuirse bebiendo líquidos con sodio tras el ejercicio con una frecuencia suficiente para aportar 680 mg de sodio por hora.
Fuente:
Twerenhold ycols., 2004.

¿Cómo es la dieta de los universitarios?

La dieta y el estilo de vida de los estudiantes universitarios tienen unas características que convierten a este grupo poblacional en un ente a riesgo nutricional. Diferentes autores han señalado que el estudiante universitario tiene tendencia a aumentar de peso durante su estadía en el recinto universitario, especialmente durante el primer  año de la carrera. A ésto se añade el peligro que los hábitos del estudiante se perpetúan en la edad adulta. Las características establecidas por diferentes estudios serán expuestas a continuación al detallar la dieta y estilo de vida de los estudiantes universitarios.
Entre las características de la ingesta dietética se ha encontrado:
-Dieta poco variada
-Bajo consumo de lácteos
-Bajo consumo de frutas y vegetales
-Alto consumo de grasas y azúcar
-Bajo consumo de vitaminas A, C, E, folato, hierro y calcio
-Alto consumo de comidas rápidas
-Ayuno, especialmente el desayuno
-Conductas no saludables para perder peso, como el vómito autoinducido o el uso de laxantes
En relación al estilo de vida se ha descrito lo siguiente:
-Sedentarismo
-Elevado nivel de stress
-Hábito tabáquico
-Hábito alcohólico

Fuente:
Marta Suárez Argüelles, 2009

Hasta la próxima!

viernes, 18 de enero de 2013

Alimentación y estrés (stress)

El estrés puede ser definido como una respuesta generalizada e inespecífica del cuerpo a cualquier factor que lo abruma o amenaza con abrumar las habilidades compensatorias del cuerpo. Las emociones que comúnmente acompañan al estrés son: ansiedad, depresión, malestar, ira, apatía y alienación.  La conducta alimentaria asociada al estrés  se define como tratar de sentirse mejor al beber o comer en una situación estresante. Las respuestas al stress crónico también dan lugar a modificaciones conductuales tales como consumo de alcohol, tabaquismo y el comer (1).

En relación a la cantidad de calorías consumidas, Torres y Nowson (2)  investigaron la severidad de un evento estresor (examen escolar) sobre el consumo de comida en 225 hombres y mujeres estudiantes universitarios. El total de la energía consumida fue significativamente mayor en el día del examen al compararla con el día libre de stress (2225 vs 2074 Kcal, respectivamente) (2).

Al considerar el tipo de comida consumida, el efecto del stress en la ingesta de grasa y azúcar ha sido investigado en humanos. En un gran estudio con 12.110 individuos, un mayor stress estuvo asociado significativamente con una dieta alta en grasa (2).

Fuente:
(1) Greeno CG, Wild RR. Stress induced eating. Psicol.  Bull 1994;115:444-64.
(2) Torres SJ, Nowson CA.  Relationship betwen stress, eating behavior, and obesity. Nutrition 2007;23:887-94.

Si usted identifica conductas como las anteriores que no puede resolver por cuenta propia, una orientación con su especialista de nutrición y el tratamiento con psicoterapia podrían ayudarle.

Medicamentos y aumento de peso

Existen numerosos medicamentos, todos útiles, que PUEDEN promover la ganancia de peso, por mecanismos generalmente no bien conocidos.

Si tiene problemas con su peso y toma alguno de estos medicamentos, no lo suspenda.. Consulte a su médico tratante y a un especialista en nutrición, quienes le darán la mejor orientación, al determinar los efectos costo-beneficio. El suspender el uso de estos  medicamentos puede traer graves consecuencias,  por lo que  no se debe tomar a la ligera.

Recuerde también que los laboratorios farmacéuticos están en la obligación de reportar los efectos adversos de sus medicamentos. El que se reporte aumento de peso en  un determinado número de pacientes no quiere decir, necesariamente, que esto le ocurrirá a usted. 
A continuación, le presento los medicamentos reportados con mayor frecuencia:

Anticonvulsivantes (principalmente para la prevención y tratamiento de las convulsiones, por ejemplo en la epilepsia, o como reguladores del humor): Valproato de sodio, fenitoina, gabapentina.

Β-bloqueadores  (Principalmente para el tratamiento de la hipertensión arterial): atenolol.

Corticosteroides  (antiinflamatorios, inmunosupresores):    Prednilosona, dexametasona.

Insulina  (Diabetes mellitus): Todas las formulaciones.

Drogas profilácticas de la migraña (dolor de cabeza): Pizotifen.

Esteroides sexuales: Acetato de medroxiprogesterona, progesterona, anticonceptivos
orales.

Hipoglicemiantes orales  (para tratar la disminución del nivel de azúcar en sangre):
Glibenclamida, glicazida, repaglinida, rosiglitazona, pioglitazona.

Inhibidores de la proteasa (tratamiento antirretroviral HIV/SIDA): Indinavir, ritonavir.

Antihistaminicos  (principalmente utilizados en el resfriado): Ciproheptadina.

Fármacos para el tratamiento de problemas psíquicos:
Antidepresivos  tricíclicos, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina,
inhibidores de la monoamino oxidasa, mirtazepina, litio, antisicóticos  (clorpromazina,
risperidona, olanzapina).

Fuente:
1. Wilding JP. Pathophysiology and aetiology of obesity. Medicine 2006;34:501-5
2. Haslam DW, James WP. Obesity. The Lancet 2005;366:1197-1209
3. A.S.P.E.N. The A.S.P.E.N. Nutrition Support Practice Manual.

martes, 15 de enero de 2013

Cuidado nutricional en la esofagitis y/o reflujo gastroesofágico

Estas afecciones tienen causas agudas, como las infecciones virales, la ingesta de agentes irritantes o la intubación. Como causas crónicas se encuentran la hernia hiatal, la disminución de la fuerza con que se cierra el esfínter esofágico inferior, el aumento de la presión dentro del abdomen sobre el estómago, el retraso de la velocidad con la cual los alimentos pasan del estómago al intestino y el vómito frecuente.

Como consecuencia ocurre el reflujo del contenido ácido del estómago o intestino. Es decir la comida se devuelve hacia el esófago, e incluso hacia la boca, los senos paranasales y los pulmones.

Para tratar esta situación es necesario un tratamiento nutricional que incluye no solo cambios en la alimentación, sino también modificaciones en la conducta.

Los objetivos del tratamiento nutricional son:
1. Prevenir el dolor y la irritación en la fase aguda: evitar las comidas ácidas y las especies.
2. Prevenir el reflujo gastroesofágico: disminuir la grasa dietaria y el alcohol.
3. Disminuir la acidez y capacidad erosiva del contenido del estómago al evitar el café y las bebidas alcohólicas fermentadas.


En relación a la alimentación se recomienda:
Si se encuentra en la fase de irritación aguda, debe llevar una dieta líquida y no consumir alimentos duros tales como papas fritas o galletas crujientes.
Comer en pequeñas porciones.
Evitar:
-alimentos muy calientes o muy fríos.
-alimentos muy grasosos tales como las frituras, carnes grasas, salsas cremosas, margarina, mantequilla, nata, aceite, aliños de ensalada.
-alimentos ácidos, como los cítricos: naranja, limón, pomelo o  toronja. Evitar también el tomate y sus derivados.
-especias o hierbas, especialmente el polvo de chile y la pimienta
Limitar el consumo de alcohol (especialmente vino o cerveza), café, té, soda y refrescos.

En relación a la modificación de la conducta se recomienda:
Elevar la cabecera de la cama 15 cm.
Durante las 2 horas siguientes a las comidas:
-No acostarse ni recostarse
-No efectuar actividades vigorosas
Evitar la ropa ajustada, especialmente después de comer.
Disminuir o mejor aún, eliminar el consumo de tabaco o cigarrillo.



sábado, 12 de enero de 2013

¿Cuánto líquido necesito durante el ejercicio?

La persona que se ejercita debe pesarse antes y después de una sesión de práctica. La pérdida de peso representa la pérdida de líquido. Por ejemplo, una pérdida de 500 gr equivale a una pérdida de 500 cc, o medio litro.

Aunque normalmente la sed es el primer signo de deshidratación, en el caso del ejercicio puede haber deshidratación sin suficiente sed.

No se debe consumir alcohol ni bebidas con cafeína (café, té) antes o después del ejercicio, ya que tienen un efecto diurético, es decir, favorecen la formación de orina (diuresis). Entonces…

¿Cuánto líquido se debe tomar antes del ejercicio?
De 400 a 600 ml o cc de agua o bebida deportiva, 2 o 3 horas antes de iniciar el ejercicio.

Durante el ejercicio:
De 150 a 250 ml de líquido cada 15 a 20 minutos, dependiendo de la intensidad, el clima y la tolerancia; no más de 350 cc cada 15 a 20 minutos. Las recomendaciones deben individualizarse.

Después del ejercicio:
Del 25% al 50% del peso perdido durante las 4 a 6 horas después del ejercicio.
De 450  a 675 ml de líquido por cada 0.5 kg de peso perdido durante el ejercicio.

Si un atleta participa en varias sesiones de entrenamiento en el mismo día, debe reponer el 80% del líquido perdido antes de la sesión siguiente.

Estamos en contacto.

Cálculo de las necesidades diarias de líquidos en una persona sana

Éste es el primero de una serie de post que tienen que ver con la hidratación en diferentes individuos o etapas de la vida, por ejemplo los deportistas, las mujeres embarazadas, o los pacientes con litiasis renal.

Hoy vamos a comenzar con las necesidades de líquido en adultos sanos. Son las siguientes, y existen diferentes maneras de calcularlas:

Método 1           30 a 35 cc/kg de peso

Método 2           1 cc de líquido por caloría consumida

Método 3           Edad en años                               Necesidad
                          16 a 30 (activo)                           40 ml/kg de peso
                          20 a 55                                         35 ml/kg
                          55 a 75                                         30 ml/kg
                          Mayor de 75                                25 ml/kg

Me gusta el método 3 porque toma en cuenta la edad. Vemos que a mayor edad, disminuye la cantidad de líquido que la persona necesita.

Si usted padece alguna enfermedad, como insuficiencia cardíaca, insuficiencia hepática, enfermedad renal, etc. las necesidades varían. En este caso, su médico debe indicarle cuánto líquido tomar.

Un litro de líquido equivale a 4 vasos de agua estándar, de 240 cc de capacidad cada uno.

Hasta pronto.

Fuente: Mahan LK, Escott, S. Krause. Dietoterapia.

martes, 8 de enero de 2013

¿Cuántas son las pulsaciones máximas para un ejercicio seguro?



Inmediatamente después de suspender el ejercicio cuente sus pulsaciones cardíacas durante un minuto.

La frecuencia cardíaca máxima es aproximadamente 220 menos la edad.

La “frecuencia cardíaca deseable” (la frecuencia cardíaca que debería intentar durante su régimen de ejercicio) es 50 a 70% de la frecuencia cardíaca máxima.

Dra. Marta Suárez Argüelles

lunes, 7 de enero de 2013

Evitar y combatir la obesidad eliminando lo que le induce a comer...



Es muy fácil dejar que la comida se salga de control. Antes que se de cuenta, ha terminado toda una bolsa de patatas fritas o ha vaciado un paquete completo de galletas.
¿Cómo empezar a cambiar esos hábitos autodestructivos?
Considere estas sugerencias:

-Coma cuando tenga hambre- no cuando el reloj lo indique.

-Si tiene hambre a todas horas, pídale a su especialista de nutrición que le ajuste su plan alimentario. Por otro lado, hay que tomar en cuenta que muchas veces se come por aburrimiento o ansiedad. Si es así, distráigase con algo positivo: llamar o visitar a un amigo, hacer un mandado,  salir a caminar o hacer otro tipo de deporte.

-Antes de comer algo, imagine las consecuencias.

-Elija lugares apropiados para comer: la cocina, el comedor, la cafetería de los empleados o los restaurantes locales. Coma en esos lugares, acompañado de otras personas, si es posible.

-Cuando coma, concéntrese en comer. Evite ver la TV, leer, conversar por teléfono o trabajar.
Cuando una persona está distraída, ingiere velozmente una cantidad de comida mayor, y ni siquiera la disfruta.  

-Durante la comida, no coloque fuentes para servir en la mesa. Sirva la comida en la cocina, para evitar repetir.

-Guarde los alimentos fuera de la vista, ya que son una tentación. Ponga los alimentos no perecederos en los anaqueles y los perecederos en recipientes opacos en el refrigerador. Disponga de bocadillos, frutas y verduras preparadas en un lugar de fácil acceso.

-Ensaye a decir no a los alimentos no saludables y a las raciones grandes- y cúmplalo. Igualmente importante, practique decir sí a los alimentos saludables, incluyendo las frutas y las verduras.

-No guarde alimentos poco saludables ricos en calorías Si están fuera de la casa, están fuera de la boca!

Dra. Marta Suárez Argüelles

domingo, 6 de enero de 2013

Indice de Masa Corporal ¿Diagnostica obesidad?



Para comenzar, voy a comentar algunos aspectos importantes sobre el Indice de Masa Corporal  para entender el problema de nuestro atleta.

El sobrepeso se define como un exceso de peso para la talla. El exceso de grasa corporal, en una medida que aún no se ha determinado, constituye la obesidad. En ambos casos, generalmente existe un incremento del peso corporal.

Instituciones tales como la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Nacional de la Salud, han propuesto clasificar el estado de peso corporal en base al Índice de Masa Corporal. Existen datos a partir de estudios epidemiológicos que demuestran una correlación directa entre el Índice de Masa Corporal y el riesgo de complicaciones médicas y tasas de mortalidad.

El Índice de Masa Corporal de Quetelet, es el peso en kilogramos dividido por la talla en metros cuadrados. La ventaja del Índice de Masa Corporal es que la información necesaria para calcularlo es fácil de recolectar y es común en diferentes bases de datos.

 A pesar de su uso difundido dentro de la literatura médica, el Índice de Masa Corporal es considerado una medida débil de obesidad debido a que no distingue composición corporal. Por ejemplo, no distingue grasa de músculo, hueso y otros tejidos corporales magros. Como resultado, el Índice de Masa Corporal sobreestima la grasa en aquellos sujetos que son más musculosos. De manera tal que en base al Índice de Masa Corporal algunos sujetos pueden ser clasificados de manera errónea, como obesos.

Algunos atletas tienen una gran masa de músculo esquelético y un Índice de Masa Corporal alto, pero no son obesos. También es factible que el Índice de Masa Corporal  tenga una pequeña dependencia de la talla, ya que las personas con piernas cortas para su talla tienen valores más altos de Índice de Masa Corporal, independientemente de la grasa. 

Debe tenerse en cuenta que a individuos con distinto peso y talla puede corresponder el mismo Índice de Masa Corporal, y que para un mismo Índice de Masa Corporal, presenta menor riesgo el individuo con mayor talla.

En este punto es clave recordar que la obesidad consiste en un incremento de la grasa corporal. El  Índice de Masa Corporal no mide grasa corporal, por lo que no puede ser utilizado para diagnosticar obesidad!

En base a esto no puede utilizarse la clasificación del estado nutricional de la Organización Mundial de la Salud para clasificar a un individuo como obeso. Sin embargo, la facilidad de estimación del Índice de Masa Corporal a partir de mediciones de talla y peso así como la posibilidad de comparar sus resultados en una muestra dada con los resultados de otras bases de datos, justifican la utilización de esta medida para clasificar un grupo de sujetos como normopeso o con sobrepeso.

De manera que nuestro atleta probablemente sea clasificado como obeso sin serlo. Es necesario medir los pliegues cutáneos, que dan una mejor estimación sobre la grasa corporal. Recuerden, la obesidad no se define por el peso absoluto, aunque generalmente se acompañe de un auento de peso.

La obesidad es el exceso de grasa corporal. Y en buena ley, aunque se use habitualmente en la práctica clínica y en los estudios de investigación, por su facilidad de cálculo y comparación, el Indice de Masa Corporal no sirve para diagnosticar la obesidad.

Hasta la próxima!

martes, 1 de enero de 2013

Primero no hacer daño...

Hola!

Mi nombre es Marta Suarez Arguelles. Soy médica y Master en Nutrición y Alimentación. Resido en la soleada ciudad de Alicante, España.

Muchos pacientes que se ejercitan con regularidad me han preguntado por qué les han dichoque son obesos, si tienen poca grasa corporal. Y es que...¿Sabes que es el ídice de masa corporal? ¿Has oido hablar de sus ventajas y desventajas?

Pues esta es mi pregunta para hoy...cuentanos que te han dicho. Es un tema controversial que genera muchas dudas.

Te daré la respuesta. Y por ahora...

Hasta pronto!

Marta