viernes, 10 de mayo de 2013

¿Por qué son buenos los lácteos?


Sabemos que existe gran controversia alrededor de consumo de leche y sus derivados ya que a algunas personas les cae fatal. Sin embargo, si tu puedes consumirlos, tengo que decirte que no te dejes llevar por esta nueva tendencia a no cunsumirlos porque los lácteos, especialmente la leche y el yogur son muy beneficiosos. 

Los lacteos constituyen el principal aporte de calcio de la dieta, además, el calcio que aportan los lácteos es de fácil digestión, y consumir calcio de estas fuentes contribuye a:


-Alcanzar y mantener el pico de masa ósea, es decir, la máxima densidad de calcio y minerales de los huesos necesario para la prevención de la osteoporosis. La osteoporosis es relativamente frecuente en las mujeres a partir de la menopausia y en los hombres a partir de los 70 años de edad.

-Se ha comprobado que el calcio es un micronutriente útil en el manejo y control de la tensión arterial alta.

-Actualmente se postula que cuando los niveles de calcio son bajos en personas con sobrepeso u obesidad, la situación mejora al incluir estos alimentos en la dieta. Se prefiere, según los artículos publicados, obtener el calcio de los alimentos. La recomendación es menos frecuente para los suplementos de calcio.
  
- La leche completa (con grasa saturada) contiene vitamina D. La leche desnatada viene enriquecida con vitamina D e inclusive E, que son vitaminas solubles en grasa.

-Los lácteos son una fuente importante de proteínas de alta calidad. Por ello los lacteos son saciantes.
Entre los aminoácidos (unidades de las proteínas) que contienen está el triptófano, punto de partida para la síntesis de serotonina y melatonina, importantes para tener un buen estado de ánimo y un dormir saludable.

Por otro lado, el consumo de yogur es sumamente beneficioso porque:

-Mejora la inmunidad (eleva las defensas del cuerpo) porque aporta micrrorganismos beneficiosos para nuestro sistema digestivo (es un probiótico que ayuda a tener una adecuada microbiota y microbioma). 

-Se ha demostrado su utilidad en el manejo de las diarreas, especialmente las infantiles. Además, existen diarreas donde ocurre una intolerancia a la lactosa, el azúcar de la leche. La lactosa del yogur muchas veces es mejor tolerada que la de la leche sola o cuando se acompaña de otros alimentos.

-En algunos casos de toma de antibióticos se destruyen parte de los microbios útiles del intestino. El yogur favorece el restablecimiento de la flora intestinal.

- Es una excelente merienda.

Con respecto al queso, los que mejor vienen para mantener la línea son los blancos, como el mozzarela y burgos. Recuerda que los quesos amarillos pueden contener hasta un 60% de su peso en grasa, y esta grasa es saturada, no recomendable en exceso. Come los quesos amarillos con moderacíón. 

En conclusión, te recomiendo que tomes diferentes tipos de lácteos a lo largo del día, por lo menos 3 raciones, para obtener todos los beneficios de los mismos.

Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario