domingo, 17 de marzo de 2013

Obesidad y bajo peso en el embarazo (Hipótesis de Barker)

Es importante tener un peso adecuado para poder quedar embarazada, pues pesos bajos o altos se asocian con infertilidad. No es bueno ni el sobrepeso ni la falta de peso.  También es importante el estado nutricional durante el embarazo para la salud del niño.


Independientemente del peso que usted tenga al comenzar su embarazo, son necesarias al menos dos consultas con su profesional de la nutrición, para aumentar las probabilidades de tener un embarazo, parto y período postparto lo más normal posible. Además, el peso de la madre durante estos períodos influye en la salud del niño en el futuro.

La obesidad durante el embarazo puede traer diferentes consecuencias. Se puede asociar  a diabetes gestacional, tensión arterial alta, pre-eclampsia, defectos del nacimiento, cesárea, fetos muy grandes, muerte del feto, anemia después del parto y obesidad en el niño producto de este embarazo.

Por otro lado, las carencias nutricionales durante el embarazo también tienen consecuencias, no solo inmediatas (retardo del crecimiento intrauterino, parto prematuro, bajo peso al nacer); sino también en la salud del nuevo ser en la vida adulta.

En este sentido es pertinente hablar de la Hipótesis de Barker.



La hipótesis de Barker sostiene que el bajo peso al nacer o en la primera infancia se encontraría asociado con un riesgo aumentado de padecer:
- enfermedades coronarias (tensión arterial alta, aterosclerosis, infarto del miocardio, etc.)
-accidente cerebrovascular (derrame cerebral) y
-diabetes mellitus tipo 2 (1).

Esta hipótesis es interesante y apasionante. Sobre todo es original. Existen numerosos estudios que la apoyan. Sin embargo, es necesaria una investigación más amplia para que esta la misma se convierta en una ley.

Ya sabemos: en medicina, dos más dos no siempre son cuatro.

Fuente:
(1) Barker  DJP. Mothers, babies and health in later life. New York: Churchill Livingston, 1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada